¿Para qué sirve la saliva?

Aunque ustedes no lo crean, dentro de la boca "Tenemos un gran aliado en la saliva", ya que la escasez del líquido es un elemento que acelera la creación de placa bacteriana en nuestra boca y hasta puede provocar caries o infecciones en nuestras encías, mucositis y gingivitis, así como hipersensibilidad dental.

De allí, que entre los consejos de salud bucodental y aunque a ustedes les pueda sonar raro, se diga a menudo que mascar chicle -siempre sin azúcar- previene la caries. Claramente no hablamos del hecho en sí, pero efectivamente esto favorece a la producción de saliva y esta sustancia, por sí misma, protege contra algunas de las enfermedades bucodentales más comunes. Es de suma importancia el beber suficiente agua para mantenerse hidratado desde la cabeza a los pies, pero también para tener hidratada nuestra boca. Al menos dos litros diarios, ya que la deshidratación puede dañar nuestra salud bucodental

 

¿A quién afecta más la deshidratación?

Como siempre, el cuidado debe ser especial cuando hablamos de las personas mayores, los niños y los enfermos. Más aún en época de calor, porque todos sabemos que los colectivos de riesgo deben ser protegidos, pero a menudo olvidamos que la deshidratación también puede acelerar una caries o una infección en nuestras encías.

Las glándulas salivales producen entre 1 y 2 litros de saliva al día, este líquido actúa como un gran desinfectante, esto lo convierte en un protector natural de nuestros dientes de lo más eficaz. El consumo de frutas y verduras, que son alimentos con una gran cantidad de agua, son altamente recomendables para mantener una boca sana. Ya que con Cuatro o cinco piezas de frutas o verduras al día sirven para hidratarnos y para evitar enfermedades bucodentales graves.

 

La función de la saliva

El papel de la saliva, según asegura la Fundación Dental Española (FDE) -organismo dependiente del Consejo General de Dentista- en el "Libro Blanco sobre Saliva y Salud Oral", es fundamental para el mantenimiento, diagnóstico y prevención de enfermedades en nuestra boca. Este elemento líquido contiene una serie de información que puede ayudar a los profesionales a identificar la presencia de diferentes patologías, así como a conocer la predisposición de una persona a desarrollar enfermedades.

El estudio sobre esto permitirá aplicar mayores medidas de prevención. De hecho, la saliva tiene una gran relación con los tratamientos ya que puede influir en el éxito o fracaso de muchos de ellos.

99% de la saliva es simplemente agua, pero hay un 1% mínimo e indispensable que sirve para revelar hábitos y patologías, tanto actuales como futuras, al mismo tiempo que los iones de calcio y fósforo de los que se compone la saliva tienen un gran efecto reparador frente a las bacterias y los ácidos, los cuales son el principal responsable del deterioro y desgaste del esmalte dental.

Además vale aclarar que, la saliva arrastra los restos de alimentos y bacterias, impidiendo que se adhieran a los dientes y que acaben generando caries, controla el PH de la boca, contiene anticuerpos, ayuda en la digestión y en la distinción de los sabores.

 

7 consejos contra la sequedad bucal:

Los consejos que Boccabell  te recomienda para evitarla son:

1.- Beber, al menos, dos litros de agua al día

2.- Comer cuatro o cinco piezas de fruta o verdura a diario

3.- Algunas medicinas secan la boca, hable con su médico para valorarlo

4.- Evitar alcohol y tabaco

5.- Mantén una correcta higiene dental

6.- Acude a tu dentista

7.- Si padeces estrés o depresión, revisa con más frecuencia tu boca

 

Así que a no dormirse, la sequedad bucal es un problema que no debe ser menospreciado ya que puede generar una lista de problemas consigo que podría perjudicar tu bienestar general.

Cualquier consulta no dudes en llamarnos y arregla una cita donde nos aseguraremos de ayudarte con tu problema. Boccabell siempre al servicio de tu sonrisa.