Mitos sobre el cuidado bucodental

Como ya sabemos, la medicina está repleta de mitos y remedios caseros que tienen poco, sino es que ningún sustento científico, pero vale, quien no ha probado alguna vez los remedios de la abuela. Hoy traeremos este tema bajo la lupa, que si bien es cierto que hay remedios caseros y consejos en internet que hemos escuchado toda la vida, muchos de ellos son completamente falsos y pueden agravar mucho nuestra salud bucodental.

  1. Que los dientes de leche tengan caries, no afectará al diente definitivo. ¡FALSO, NO CREER ESTO QUE PUEDE TRAER SERIOS PROBLEMAS DENTALES! la caries dental necesita ser tratada, aunque sea en un diente de leche, ya que puede afectar a la pieza definitiva.

 

  1. Las caries son dolorosas. ¡FALSO, MUCHO CUIDADO! Si la caries está afectando al esmalte no se siente dolor ya que el esmalte carece de terminaciones nerviosas, otro caso sería si la caries se encuentra próxima a la dentina y puede provocar la pérdida de vitalidad del nervio y que “muera”, pudiendo ser indoloro. El dolor es síntoma de que la infección ha llegado el nervio. La mejor manera de controlarlo es acudiendo a revisiones periódicas con un dentista.

 

  1. Cuidado dental en el embarazo y pérdidas de piezas dentales por la falta de calcio. INCORRECTO, el embarazo suele presentar es riesgo de gingivitis y caries provocado por la alteración hormonal que se produce en esta etapa, y que da lugar al aumento de bacterias. De ahí que necesiten extremar la higiene bucodental y visitar al dentista frecuentemente.

 

  1. Comer chicle para sustituir el cepillado de dientes. ¡MUY FALSO, POR DIOS NO CREER ESTO! lo que produce masticar chicle es que se segregue más saliva y esto mejora el PH, pero no sustituye el uso de la seda dental ni a la limpieza mecánica del cepillo de dientes ni por asomo.

 

  1. El uso de bicarbonato para blanquear los dientes. Este es relativamente creíble, ya que antiguamente era utilizado con este propósito, y aún se combina en tratamientos de limpieza dental profesional. Pero no utilizarlo de manera diaria ya que es muy abrasivo y ocasiona daños en el esmalte, siempre recurre con un profesional.

 

  1. Los enjuagues dentales con colutorios no manchan los dientes. FALSO. Los colutorios que contienen clorhexidina causan manchan en las piezas dentales, si se usan con regularidad.

 

  1. Un buen colutorio puede sustituir el cepillado. ¡OTRO MAS FALSO! El enjuague dental es un método complementario al cepillado, ya que reduce la cantidad de bacterias presentes en la boca, pero a diferencia del cepillado, no elimina la placa bacteriana depositada en el esmalte ni los residuos de alimentos en zonas interproximales, el cepillado es irremplazable.

 

  1. Los empastes de amalgama son tóxicos. FALSO. Diferentes Organizaciones dentales tales como la Federación Dental Internacional, la Asociación Dental Americana, el Consejo General de Dentistas y entre otras, han declarado estas obturaciones como seguras y resistentes, así que no teman.

 

  1. El mal aliento o halitosis es causado por los dientes. FALSO, el mal aliento aparece por falta de higiene dental, la acumulación de restos de alimentos y el incremento de bacterias en la boca, aunque en ocasiones su causa es de origen gastrointestinal.

 

  1. Las llamadas muelas del juicio, tienen que ser extraídos siempre. ESTA ES UNA GRAN MENTIRA QUE ASUSTA A MUCHAS PERSONAS, su extracción está indicada cuando exista alguna alteración, sea por la posición, por causa de infecciones o porque provoquen problemas al resto de los dientes.

 

Estos han sido solo algunos de los tantos mitos que acechan en la medicina dental, así que antes de sacar una idea de internet o utilizar un remedio que te dio un amigo que escucho de un amigo, vente a clínica dental Boccabell el Radazul o Las Chafiras, donde nuestro consejo profesional te dejara una sonrisa que dará envidia.